La herencia de una casa es un momento delicado en la mayoría de los casos. Por un lado, significa que un familiar cercano ha fallecido recientemente; por otro, si hay varios herederos tienen que llegar a un acuerdo; y, finalmente, comporta una cantidad considerable de trámites que hay que hacer. Por lo tanto, mucha gente cuenta con la ayuda de profesionales en un momento como este.

En Holpper no solo podemos darte el asesoramiento que necesites, sino que, además, te explicamos todos los pasos a seguir para vender una vivienda en herencia. 

1. Primeros pasos para vender una vivienda heredada

Antes de poder poner a la venta una vivienda en herencia, hay una serie de pasos que hay que llevar a cabo y tienen que ver con el traspaso de la propiedad de la persona fallecida a sus herederos

 

  1. Escritura de aceptación de la herencia. Aunque haya un testamento que deje claro quiénes son los herederos, los bienes no pasan automáticamente de un propietario a otro, sino que hay que realizar un proceso de aceptación de la herencia. Para ello, hay que acudir a un notario para expresar de forma pública la aceptación de los bienes y derechos heredados. Posteriormente, los herederos deben firmar la escritura de aceptación de la herencia, que es donde se detalla el contenido de la herencia y la forma en que se reparte.
  2. Impuesto de Sucesiones y Donaciones. Es un impuesto que se paga sobre todas las herencias recibidas y representa un porcentaje del total del valor de la herencia. En España, cada Comunidad Autónoma tiene un Impuesto de Sucesiones distinto, así que el importe a pagar dependerá mucho de la región donde se realice el trámite. El porcentaje destinado a impuestos puede llegar hasta el 34 % del total del valor heredado.
  3. Registro de la propiedad. Una vez pagado el impuesto de sucesiones, recibirás un comprobante de pago que tendrás que entregar en el Registro de la Propiedad, juntamente con la escritura de aceptación de la herencia ya firmada. Una vez quede inscrita la aceptación, los firmantes pasarán a ser los propietarios oficiales, así que ya podrán vender la propiedad, alquilarla o gestionarla como les parezca más oportuno. Ten en cuenta que dispones de 6 meses desde el fallecimiento para pagar este impuesto.
  4. Plusvalía Municipal. También conocida como el Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (IIVTNU), se trata de un impuesto municipal sobre el incremento del valor de un terreno urbano a lo largo de los años, tenga o no una vivienda edificada. En las herencias, los herederos son los que deben asumir este impuesto.

2. Vender una vivienda heredada

Una vez se hayan completado todos estos pasos, los herederos ya constarán como los nuevos propietarios del inmueble. Así pues, ya pueden empezar a gestionar su propiedad, ya sea vendiéndola, alquilándola o como vean más oportuno. 

En caso de que la decisión sea vender la propiedad heredada, tienes que saber que el proceso no es muy distinto a vender una propiedad en otra situación. Tendrás que decidir si vas a llevar el proceso de venta como particular o si quieres contar con un equipo de profesionales. 

Justamente por el hecho de que hay varias opciones que pueden llevarse a cabo con una propiedad heredada, es a veces una fuente de conflicto cuando hay varios herederos. Uno puede considerar que lo mejor es vender, otro puede preferir alquilar u otro puede incluso querer el inmueble para darle uso de vivienda.

Por este motivo es recomendable, en caso de decidir vender la propiedad heredada, contar con asesoramiento profesional. En muchos casos sirve para evitar conflictos y, cuando surgen desacuerdos, un profesional puede hacer de intermediario.

3. ¿Qué hacer cuando los herederos no llegan a un acuerdo?

Pese a que existan siempre opciones disponibles, se puede dar el caso de que los herederos, por mala relación, no lleguen nunca a un acuerdo. También puede ser que uno de los herederos, sabiendo que los hermanos quieren vender la propiedad, se niegue a aceptar la herencia.

¿Qué ocurre si uno de los herederos se niega a aceptar la herencia? Según la Ley de Jurisdicción Voluntaria de 2015, en caso de que un heredero impida la aceptación de la herencia, los otros beneficiarios pueden acudir a un notario y enviar un acta de notificación al heredero obstaculizador. En esta acta, se le pide al heredero que exprese si acepta o rechaza su parte de la herencia y este tiene 30 días para responder. En caso de no recibir respuesta, la herencia se considerará aceptada.

Sin embargo, puede ser que el heredero responda el acta con una negativa. En tal caso, se considera que no hay acuerdo entre los herederos, con lo cual el proceso se complica. Los otros hermanos tienen entonces la posibilidad de contratar los servicios de un abogado e ir a juicio para dividir la herencia, cosa que puede tardar incluso años.

Ya has visto que, si los herederos de una vivienda no se ponen de acuerdo, el asunto se convierte en algo dificultoso. Desde Holpper, recomendamos que antes de iniciar cualquier proceso se hablen las cosas entre todos los herederos y se intente llegar a un acuerdo. En caso de no ser posible, lo mejor es acudir a profesionales para recibir el mejor asesoramiento.