Vender un piso no es tarea fácil. Nunca lo ha sido, pero 2021, como cabe esperar en plena pandemia, está siendo un año más complicado de lo normal, tanto para el mercado inmobiliario como para el resto de sectores.

Tanto es así que actualmente nos encontramos frente a un mercado a la baja. ¿Qué significa eso? Que, si quieres comprar, este es tu momento. En cambio, si lo que quieres es vender una propiedad, tendrás que tener en cuenta una serie de cosas para conseguirlo y salir ganando. 

Hoy, en Holpper, te contamos todo lo que necesitas saber para vender tu piso rápido y de forma rentable.  

1. Objetivo: llegar al comprador

Antes de hacer nada, piensa en tu comprador potencial y en su situación actual. Dadas las circunstancias de pandemia global, es muy probable que la gente que quiere comprar un piso ahora mismo esté buscando inmuebles con unas condiciones mínimas, tanto en términos de competencia en los precios como en términos de calidad del espacio y la ubicación. 

Conociendo bien los deseos y las necesidades de tus compradores potenciales, sabrás ofrecer tu piso de la mejor forma posible y conseguir así tu objetivo de venta. Para ello, simplemente observa cómo es el estilo de vida de la gente que vive en el barrio en el que está ubicado tu inmueble. ¿Teletrabajan? ¿Han perdido poder adquisitivo tras la crisis? ¿Es un barrio turístico o familiar, joven o envejecido? 

Responder a todas estas preguntas te ayudará a conocer qué tipos de pisos pueden ser los más demandados en tu zona y así sabrás cuál es la forma más atractiva de presentarlo a la venta. Un ejercicio que puede resultar útil es visitar pisos similares al tuyo, así conocerás cuáles son los aspectos más apreciados por los potenciales compradores. 

2. Conoce el valor de lo que estás vendiendo

Ya sea que se trate de tu piso de toda la vida o de un inmueble en el que nunca has vivido, tienes que conocerlo al detalle para que no se te escape nada. Esto significa que debes conocer el valor de tu inmueble

Muchos expertos afirman que poner un precio a la baja es la clave de una venta rápida. Para ello, se puede hacer un estudio de las tendencias del mercado, prever cómo estarán los precios dentro de, por ejemplo, 6 meses, y marcar esa cifra como precio de salida del inmueble. Si bien esa es una alternativa, no se trata de perder dinero por el camino. Además, si quieres hacer una acción así, lo más recomendable es que cuentes con la ayuda de un experto. 

Lo más sencillo es revisar qué precios tienen las propiedades de tu misma zona por metro cuadrado. Esto, que puede parecer sencillo, en realidad significa hacer un exhaustivo estudio de mercado de la zona. Si quieres ir a lo seguro, también puedes contratar a un profesional para que haga una tasación de tu inmueble. 

En cualquiera de estos casos, lo más importante es que el precio de salida de tu inmueble sea el correcto o que, como máximo, esté un 20 % por encima de su valor real. Recuerda que los metros cuadrados, la calidad y antigüedad de la construcción, la ubicación y toda otra serie de aspectos que son también muy importantes a la hora de valorar tu propiedad.  

3. Pon un anuncio en un portal inmobiliario

vender mi piso a través de internet

Una vez que te hayas puesto en la piel del comprador y sepas por qué precio puedes vender tu piso, es hora de ponerse manos a la obra. Si lo que priorizas es el tiempo, lo primero que deberías hacer es poner un anuncio en internet. Esta acción conlleva un trabajo y una serie de aspectos a tener en cuenta, que te contamos en este otro artículo.

Hay muchos portales inmobiliarios, así que lo mejor es que pongas tu piso en uno que sea conocido, ya que de esta manera tu anuncio llegará a más gente. Además, estas plataformas suelen ser gratuitas para aquellos usuarios que tienen un solo inmueble a la venta. Si quieres anunciar más de un piso tendrás que pagar, pero seguro que te saldrá rentable. 

Otro punto importante a considerar es que el período en el que el anuncio será más eficaz que nunca es en los primeros 15 días tras la publicación. Durante este tiempo tienes que estar pendiente de la evolución del anuncio: responder preguntas, concertar visitas, responder contraofertas.

Antes de poner el anuncio deberías haber hecho lo siguiente:

  • Fotos de calidad. Esto implica hacer una limpieza profunda y ordenar el piso, incluso deshacerse de cosas para cuando empiece a haber visitas. Hay muchas maneras de presentar una vivienda. ¿La mejor de ellas? El home staging.
    • Recopilar toda la información y documentación del inmueble para asegurarte de que todo está en regla, así como conocer los detalles técnicos de la vivienda. Así podrás escribir un anuncio lógico y ordenado, sin que se te olvide ningún dato. Cuanta más información le puedas dar a los clientes, mejor. 

Una vez hayas pasado por todo esto, ya podrás poner un anuncio en internet y, acompañado de un buen precio, sin duda tu piso empezará a recibir clics y visitas. ¡Y ya estarás en el camino de vender tu piso rápido y bien!