Estás a punto de vender tu casa y llega el momento definitivo: la firma del contrato de compraventa. Por muy claro que lo tengas todo, no está de más revisar algunos aspectos a tener en cuenta, así que vamos a verlos.

1. Te corresponde a ti, como vendedor, pagar la escritura de compraventa

El vendedor es quien tiene la obligación de asumir los gastos relativos al otorgamiento de la escritura de compraventa. Sin embargo, también debes saber que las posteriores copias las pagará el comprador. 

2. Tienes 30 días tras la firma de la escritura para pagar la plusvalía municipal.

Como vendedor, también tienes que hacerte cargo del pago de la plusvalía municipal. Tras realizar la escritura notarial de la venta, debes llevar esa documentación al ayuntamiento, donde calcularán exactamente el importe que te corresponde pagar. Tendrás un plazo máximo de 30 días para hacer el pago efectivo.

3. La hipoteca de la vivienda debe quedar disuelta en el momento de la firma

El día de la firma, el comprador te entregará el dinero acordado por la vivienda e inmediatamente utilizarás ese dinero para cubrir la deuda pendiente con el banco. Así, dejarás la hipoteca cancelada y la vivienda quedará libre de cargas para el comprador. 

Para que esto sea posible, te acompañará a la firma un responsable del banco en el que tenías la hipoteca.

Así pues, tras cancelar la hipoteca quedará registrado de manera fehaciente que así ha sido. Acto seguido, el comprador podrá proceder a la compra de la vivienda, pues esta ha quedado libre de cualquier carga.

4. El vendedor tiene la obligación de sanear los vicios ocultos, si los hubiera

Si tras la firma del contrato para vender tu vivienda el comprador detecta desperfectos graves que no eran evidentes previamente, este puede reclamarte su reparación o la modificación del contrato. 

Para que esto suceda es necesario que estos daños estén presentes desde antes de la venta. Eso significa que la vivienda no estaba en las condiciones que se habían informado. En general, los vicios ocultos suelen estar relacionados con problemas de humedad, cimentación, aislamiento, electricidad o acabados defectuosos. 

5. Puedes echarte atrás en el momento de la firma

Aunque no es lo habitual, debes saber que es posible hacerlo. Sin embargo, de ser así, recuerda que deberás ceñirte a lo que está expuesto en el contrato de arras que firmaste previamente. En general, las arras penitenciales implican pagarle al comprador el doble de la cantidad que avanzó.

6. Tras la firma del contrato dejas de poseer la vivienda

Es evidente, pero conviene recalcarlo. Una vez firmado el contrato para vender tu vivienda, dejas automáticamente de ser su propietario, de manera que debes entregar las llaves de la vivienda al comprador y ya no tienes derecho a hacer uso de ella. 

La entrega de llaves, por consiguiente, debe hacerse inmediatamente después de firmar el contrato, ni antes ni después. Existen casos excepcionales en los que se puede negociar algo distinto, pero en ese caso es necesario que estas condiciones se vean reflejadas en el contrato mediante alguna cláusula adicional y se cumplan los plazos establecidos en ella.

Por ejemplo, si como comprador necesitas unos días más para terminar la mudanza, deberá quedar plasmado el tiempo en el que tienes previsto completarla. El comprador está en su derecho de negarse, en cuyo caso tendríais que llegar a algún otro acuerdo, como retrasar la firma del contrato unos días más. Lo recomendable es que evites esta situación para facilitar la venta y procures terminar la mudanza durante los días previos a la firma del contrato. 

7. Como vendedor tienes derecho a consultar al notario todo lo que requieras

El notario es un funcionario público y una de sus funciones es asesorar a las partes. Normalmente, es el comprador el que tiene más dudas antes de firmar un contrato de compraventa. Pero el vendedor tiene también posibilidad de informarse, ya sea pidiendo una cita con el notario que eligió el comprador o consultando a otro notario de su preferencia. 

8. El vendedor tiene derecho a recibir asesoramiento de su inmobiliaria

En Holpper ofrecemos asesoramiento a todos nuestros clientes en cualquier cuestión que les surja a lo largo del proceso de venta. Nuestro departamento de formalización está a disposición del vendedor para que la operación se lleve a cabo de la manera más sencilla posible.

Si aún estás en proceso de elegir inmobiliaria, o la que has elegido previamente no te satisface, debes saber que en Holpper trabajamos sin exclusiva y que por tan solo 1 990 € / IVA incluido tendrás a tu disposición todos nuestros servicios. Nos aseguraremos de que la venta de tu vivienda se lleve a cabo en el menor tiempo posible y con todas las facilidades que mereces.