En el proceso de compraventa de una vivienda, hay muchos factores que quizás no conozcas, especialmente si es tu primera vez. Por eso, hemos preparado un breve resumen de todo lo que necesitas saber antes de comprar o vender una vivienda. 

Qué debes saber antes de comprar una vivienda

En primer lugar, conviene concretar cuánto dinero quieres invertir en la compra de la vivienda, así como en su reforma si fuera necesario. 

Es importante ser realista y centrarse en las viviendas que se ajustan a tu presupuesto para evitar frustraciones y problemas económicos futuros. Definir un precio máximo te permitirá concentrarte en las viviendas que cumplen con tus necesidades. 

Tras definir esa cifra, deberás decidir en qué barrios o zonas te interesa buscar. Así acotarás tu radio de búsqueda y podrás localizar las viviendas en venta cercanas al lugar donde deseas vivir. Durante la búsqueda, fíjate en los servicios que tendrías cerca, así como en los comercios y en el ambiente del vecindario. Estos factores influirán mucho en tu bienestar posterior.

Antes de comprar, también necesitas averiguar qué tipo de vivienda te interesa más. Las de nueva construcción suelen ser las más demandadas, pero hay muchas viviendas de segunda mano que tienen un mejor precio y que, con una pequeña reforma, las puedes rediseñar a tu gusto.

 

Qué debes saber durante el proceso de compra de una vivienda

Imaginemos que ya has encontrado la vivienda ideal. Ahora empiezan las negociaciones y los trámites. Es un momento clave y tendrás que tener información sobre varios aspectos antes de formalizar la compra. 

En primer lugar, deberías asegurarte de que todos los documentos están en regla. Tendrás que solicitar una Nota Simple en el Registro de la Propiedad, revisar si la vivienda está libre de cargas hipotecarias, asegurarte de que las facturas de los suministros están al corriente de pago, revisar la cédula de habitabilidad y pedir el justificante del último recibo del IBI.

En caso de que la vivienda se encuentre en un edificio, también deberías comprobar que la cuota de la comunidad está al corriente de pago, revisar el estado de la Inspección Técnica de Edificios y consultar si se prevé realizar alguna obra en el edificio a corto plazo. 

Revisados todos los documentos, llegará el momento de firmar el contrato de arras, y posteriormente, el de compraventa. En ambos casos, es conveniente que algún experto te asesore y compruebe que todas las condiciones son justas y favorables para tus intereses. 

Antes de comprar la vivienda, también debes saber que existen costes derivados más allá del importe de la vivienda. Los gastos de notaría, la inscripción de las escrituras en el registro de la propiedad y los impuestos supondrán un pellizco adicional que debes conocer de antemano para no llevarte disgustos de última hora.

 

Qué debes saber antes de vender una vivienda

La venta de una vivienda también conlleva muchas dudas a los propietarios y conviene tenerlo todo claro para no cometer errores. 

Por eso es tan importante contar con el apoyo de una inmobiliaria que te asesore durante todo el proceso. En Holpper prestamos especial atención a las dudas que van surgiendo durante el proceso de venta y nos encargamos de asesorarte y guiarte en todo momento.  

Lo primero que debes tener en cuenta antes de vender una vivienda es su valor comercial. No te limites a pensar en lo que quieres obtener por ella o en lo que pagaste en su día. Tampoco te bases simplemente en lo que has visto o leído por ahí. Es esencial contar con profesionales que realicen una valoración de tu vivienda en el momento actual, de la manera más exacta y fiable posible. 

Por otro lado, debes averiguar qué documentación necesitarás para vender tu vivienda y poner al día todo lo que esté pendiente. Así, cuando llegue el momento, no te encontrarás con imprevistos que puedan ralentizar la venta o incluso perderla. 

Debes saber que muchas veces recibirás ofertas a la baja por tu vivienda. Si te has basado en una valoración profesional, puedes estar convencido de que tu precio de venta es correcto. En ese caso, no tienes por qué ceder, a no ser que tengas mucha prisa por vender. 

Por último, necesitas conocer que, como vendedor, también tienes que afrontar gastos por la compraventa de tu vivienda: el IRPF, las plusvalías y ciertos costes de notaría, así como los gastos de cancelación de hipoteca, si procede. A estos gastos hay que sumarle los honorarios de la inmobiliaria que te haya ayudado durante el proceso de venta. 

 

Si cuentas con una inmobiliaria, como Holpper, estarás ahorrando un buen dineral en comparación con lo que te pedirán en una tradicional. En nuestro caso, sea cual sea el precio de venta final, cobramos un precio fijo de 1.990€, algo que dista mucho de las comisiones porcentuales que aplican la mayoría de inmobiliarias locales.