Sabemos que los procesos burocráticos no están hechos para todo el mundo, y la compraventa de una vivienda es uno de esos procesos. Utilizan un lenguaje legal que no muchos pueden entender y están sujetos a leyes y regulaciones que la mayoría de compradores y vendedores no conocen al pie de la letra. 

Precisamente por eso, para llevar a cabo la compraventa al pie de la letra, existe la figura del notario. Básicamente, en la compraventa de una vivienda, el notario actúa como acompañante a lo largo de todo el proceso, aunque hace muchas cosas más que, desde Holpper, te explicaremos en este artículo.

1. ¿Cuáles son las funciones de un notario?

Desde la aplicación de la nueva Ley Hipotecaria, la figura del notario ha tomado mucha importancia en los procesos de compraventa de viviendas. Es por eso que el Consejo General del Notariado ha publicado “El gran paso: comprar una vivienda ¿cómo le pueden ayudar los notarios?, un documento explicativo para hacer de guía en las diferentes fases de la compraventa de una vivienda y explicar las funciones que tienen los notarios. 

En términos generales, un notario es un funcionario licenciado en Derecho que tiene la función de traspasar documentos de carácter privado al ámbito público y autoriza su validez a través de su firma. Por lo tanto, una firma de un notario sobre un contrato de compraventa o sobre una escritura de vivienda significa que dicho contrato cumple con la legalidad vigente y que es válido a todos los efectos.

2. ¿Qué hace un notario en una compraventa de una vivienda?

La función del notario, pues, es seguir el proceso de compraventa y asesorar a ambas partes a lo largo de la transacción, así como garantizar la firma de la hipoteca, cuando sea el caso. Pero veamos cuáles son las funciones específicas de este profesional en la compraventa de una vivienda:

    • Ayudar con el contrato de arras. Es muy común que los vendedores empiecen el proceso de compraventa contando con la asesoría de un notario. En este caso, su función será la de apoyo a la redacción del contrato de arras, aunque la firma del mismo no requiera de la presencia de notario.
    • Garantizar la venta legal. También es una función que ubicamos al principio del proceso, en la que el notario debe asegurarse de que el propietario de la vivienda es quien dice ser y que posee todos los documentos que lo acreditan como propietario actual. Para ello, el notario solicita una Nota Simple en el Registro de la Propiedad. De este modo, además, puede comprobar que la vivienda esté libre de impagos.
    • Redactar la escritura de compraventa. Esta es quizá la función más importante de un notario en el proceso de compraventa de una vivienda. La redacción del contrato de compraventa es un paso muy importante, ya que debe cumplir con la legalidad vigente en cada caso, y el notario está ahí para asegurarse de ello. Los contratos deben incluir los siguientes documentos
      • Precio de compraventa y forma de pago.
      • Documentos identificativos (DNI, NIE, etc.) de compradores y vendedores.
      • Nota simple del inmueble.
      • Certificado energético.
      • Certificado de estar al corriente de pago de la comunidad.
      • Recibos de agua y luz.
      • Cédula de habitabilidad (opcional).
  • Asesoramiento antes de la firma de la hipoteca. Una vez redactada la escritura de compraventa, es momento de que el comprador solicite una hipoteca, si lo necesita. En este paso, el notario se encargará de revisar el contrato hipotecario para asegurarse de que todo cumple con la ley. El notario puede explicarte los puntos más importantes en caso de que tengas dudas.
  • Firma del contrato de compraventa y del préstamo hipotecario. Este es el gran día del proceso de compraventa de una vivienda. Se trata del momento en que el inmueble pasa del vendedor al comprador. Para ello, el notario leerá la escritura de compraventa frente a ambas partes, dando oportunidad para que cada una exprese sus dudas. En cuanto al contrato hipotecario, también deberá leerlo y explicar las condiciones básicas a las que quedará sujeto el comprador con la entidad bancaria. Acto seguido, ya es momento de que ambas partes firmen los contratos correspondientes y se efectúe el pago del importe acordado. En ese momento, el comprador ya dispondrá de las llaves del inmueble y de su escritura, que acreditará en adelante que él es el propietario de la vivienda.
  • Asesorar, informar y resolver dudas durante todo el proceso. Es responsabilidad del notario que, tanto la parte compradora como la vendedora, sean conscientes de cada paso del proceso y que entiendan cada documento que firmen. Es por ello que no debes dudar a la hora de hacer preguntas para salir de dudas sobre cualquier tema.

3. ¿Quién debe asumir el gasto del notario en una compraventa?

figura del notario en la compraventa dinero

Puesto que el notario desempeña un papel clave como asesor, tanto del comprador como del vendedor, los gastos derivados de sus servicios los deben asumir las dos partes, pero hay matices. 

Como es en verdad el comprador el que acaba recibiendo más servicios notariales, suele ser éste el que desembolse la mayor parte de este gasto en la compraventa. Así pues, el comprador es el que elige al notario que va a llevar a cabo la transacción. 

Entonces, ¿de qué gastos se hace cargo cada una de las partes? El vendedor será el responsable de cubrir los gastos asociados a la escritura pública, que le pertenece a él. El comprador, como es el interesado, pagará los gastos relacionados con la primera copia de la nueva escritura.

Siempre se dice que los gastos de un notario son muy elevados, pero sus tarifas están reguladas por la ley, así que, por mucho que intentes encontrar a un notario más barato, no lo encontrarás por debajo de un mínimo establecido. Lo más normal es que el notario aplique un arancel de un máximo del 10% sobre el valor de la vivienda en trámite de compraventa. Así, sobre una vivienda con un precio de 200.000 €, el precio máximo que podrá cobrar un notario para hacer el seguimiento del proceso de compraventa será de 2.000 €. 

Ahora ya sabes para qué te sirve un notario en un proceso de compraventa de una vivienda. Así que, si estás pensando en vender o comprar una casa, ten en cuenta que una parte de tu presupuesto deberá dirigirse a sus honorarios.