¿Llevas tiempo pensando en vender ese inmueble que no te da rendimiento? ¿Al fin has encontrado la casa de tus sueños, pero para comprarla necesitas vender otra propiedad? Sea cual sea tu situación, si estás pensando en vender un inmueble, hay varias cosas que debes plantearte de antemano. En Holpper te damos respuesta a las cinco preguntas más importantes que tienes que hacerte si has decidido vender tu casa.

 

1. ¿Por qué quiero vender mi casa?

Esta es una de las decisiones más importantes que se pueden tomar en la vida. Hacerlo de forma repentina y sin motivos de peso puede hacer que te arrepientas después. 

 

Si la idea de vender tu casa ha comenzado a rondarte por la cabeza, tómate unos días para reflexionar y pensar bien el motivo principal por el que deseas dar ese paso. Pregúntate si la vendes por necesidad, por motivos personales o si, en cambio, lo haces para alcanzar el siguiente paso en tu vida personal o profesional. 

 

2. ¿Me urge realmente vender mi casa?

Hablando de pensar bien en los motivos de venta, la urgencia, en este caso, puede ser una razón de peso por la que querer vender un inmueble de forma apresurada. La prisa puede deberse a varios motivos, pero principalmente hay dos que se destacan:

 

      • Necesidad de liquidez. Si necesitas dinero de forma urgente —ya sea para abrir un negocio, invertir o pagar deudas—, vender tu casa será una buena solución si las condiciones son apropiadas para ello. Pregúntate si tienes dónde vivir después o si contabas con ese inmueble para el futuro. Si eso te hace dudar, plantéate pedir un préstamo y dejar la posible venta al margen.
      • Compra de otro inmueble. Imagínate que has encontrado la casa de tus sueños y al fin te has decidido a dar el paso, pero para poder hacer el cambio necesitas vender primero. Puede ser una situación muy tensa, sobre todo si hay otros compradores interesados. No te desesperes y ten paciencia, las prisas pueden hacerte mal vender tu casa.

 

Por el contrario, si no tienes prisa, el tiempo corre a tu favor y podrás hacer todas las gestiones con tranquilidad antes de poner tu inmueble en venta: buscar el mejor comprador sin lanzarte a la primera oferta, hacer reformas, estudiar el mercado en tu zona… En este sentido todo serán facilidades, pero ten en cuenta que las mejores ofertas de compra suelen llegar al principio del proceso, así que mantén los ojos bien abiertos. 

 

3. ¿Cuánto vale mi casa?

Esta es la pregunta de oro y la respuesta no es tan fácil como puede parecer, ya que hay muchos factores que determinan el precio de una casa. Veamos algunos de ellos:

 

        • Oferta y demanda.
        • Localización.
        • Superficie habitable.
        • Antigüedad.
        • Estado de conservación.
        • Servicios próximos.
        • Reformas realizadas.

 

A la hora de determinar el valor de tu casa según estos criterios de venta, ten en cuenta que el precio subirá si en los alrededores hay servicios cercanos como escuelas, transporte o supermercados. También influye si es una zona segura o problemática, el estado de las carreteras e, incluso, el tipo de vecindario. 

 

En cuanto al estado de conservación, hay que plantearse si es necesario hacer reformas o incluso mejoras para subir el precio del inmueble. Es conveniente hacer un análisis del estado interno de la casa (tuberías, instalación eléctrica, calefacción, cocina, baños, etc.) y asegurarse de que todo funciona. El estado del edificio y las fachadas, así como la propia calle donde se encuentre, también sumará o restará al precio final. 

 

Por último, algo que poca gente tiene en cuenta es la antigüedad del edificio. Una vivienda de más de 20 años suele necesitar reformas de forma regular y eso haría bajar el precio. 

 

4. ¿Me costará dinero vender mi casa?

¿Dispones de tiempo y energía para dedicarte al proceso de venta de tu inmueble? Si tu respuesta es «sí», entonces pregúntate también si serás capaz de hacer un buen estudio de mercado, recibir visitas y resolver dudas, hacer un plano de la casa, poner anuncios, recopilar todos los papeles, negociar con compradores, etc. Si te ves capacitado para hacer todo eso, no te costará mucho dinero encontrar a un comprador. 

 

En general, muchísimas personas deciden invertir dinero en contratar un servicio inmobiliario, ahorrándose el tiempo que conlleva vender una casa por cuenta propia. Hablamos del 2 % hasta el 5 % del precio total del inmueble. A pesar de ser un gasto considerable, te evitará los dolores de cabeza de acarrear con todas las gestiones de la venta de tu inmueble. En Holpper tenemos una tarifa plana todo incluido de 2.990€.

 

5. ¿Cómo anunciaré la venta de mi casa?

Hoy día existen decenas de portales inmobiliarios online donde los propietarios particulares pueden poner sus anuncios de venta. 

Si lo haces por tu cuenta, piensa bien en la calidad de las fotos, la decoración de la casa recomendamos un estilo neutro y la descripción del inmueble.

Toda información que des será crucial para que el posible comprador se haga una idea de tu oferta, así que no te olvides nada. Ten en cuenta que cuanto más profesional se vea el anuncio, más ofertas te llegaran. ¡Buena suerte!