¿Quieres vender a extranjeros? ¡Te contamos cómo!

Es posible que tu vivienda se encuentre en un entorno privilegiado: una ciudad cosmopolita, una zona cercana a la playa, un lugar de ensueño que atrae por igual a españoles y a extranjeros… Puede que esa ubicación de lujo haya hecho que compradores internacionales muestren interés por tu propiedad. Pero, ¿puedes vender a personas que no sean de España?

Efectivamente, así es. ¿Quieres vender a extranjeros? Desde Holpper te contamos cómo hacerlo. Echa un vistazo al siguiente artículo para conocer las claves. 

5 consejos para vender tu casa a extranjeros

El mercado inmobiliario español está de moda entre los extranjeros. Cada vez son más los que deciden comprar una segunda vivienda en nuestro territorio, ya sea para utilizarla a modo de inversión o como lugar de vacaciones. 

El clima, la gastronomía y el carácter cercano de la gente han convertido a nuestro país en un lugar de culto para muchas personas de fuera. Ahora bien, ¿qué hemos de tener en cuenta para vender nuestra casa a extranjeros? Toma nota de los siguientes consejos.

1. Conoce tu zona y el modelo de inversión

El primer paso para saber a quién vender una propiedad es conocer el mercado inmobiliario de la zona y los vecinos que hay. ¿Son de diferentes nacionalidades? ¿Qué tipo de inversores hay? Si detectas que hay compradores potenciales de diferentes países, podrás ampliar el mercado de venta mucho más. 

Para lograrlo no olvides destacar todas las virtudes, tanto de la ubicación y del entorno como de la propiedad. No solo estás vendiendo una casa, estás vendiendo un estilo de vida. 

2. Tipo de comprador

Ahora que ya sabes qué mercados pueden mostrar interés por tu vivienda es el momento de detectar el tipo de comprador al que te enfrentas. Existen dos modalidades:

  • Los compradores turísticos son aquellos que se deciden a adquirir un inmueble como vivienda vacacional. Son muy frecuentes en la Costa Blanca y su procedencia suele ser alemana o británica. 
  • Los inversores son aquellos compradores interesados en adquirir propiedades con el fin de obtener un mayor beneficio económico a cambio de ellas, ya sea a través del alquiler o por medio de una segunda venta. 

Si tienes en claro qué tipo de comprador muestra interés por tu zona, te resultará más sencillo enfocar la información para que resulte atractiva. Podrás adaptarte a su idioma, costumbres, gustos, etcétera. 

3. Asegúrate de que la vivienda se encuentre en condiciones óptimas para su visita y venta

Puede que estés interesado en vender la vivienda con la opción de reforma o quizá quieres ofrecer una casa lista para entrar a vivir. Sea cual sea el caso, asegúrate de que la vivienda está en condiciones óptimas. 

  • Por ejemplo, en el caso de pisos para reformar, los expertos recomiendan que el interior esté vacío y limpio. No lo dejes lleno de trastos o de muebles inservibles, mucho menos sucio. La sensación que dará al comprador será muy mala en ese caso. 
  • Si decides venderlo con la intención de que se pueda entrar a vivir, lo ideal es dar un lavado de cara a la propiedad. Coloca unos pocos muebles de manera estratégica para que dé la sensación de amplitud y limpieza en el interior. Debes lograr un entorno hogareño, en el que la decoración sea afín al tipo de comprador al que quieres llegar. 

Olvídate de tus propios gustos, ellos no tienen cabida aquí. La idea es vender y hacerlo al mejor precio. ¿Conoces ese dicho que dice que el cliente siempre tiene la razón? Pues así es. 

4. Vende con estilo por medio de un dosier internacional

Aunque pueda parecer una tontería, no lo es. Disponer de un dosier internacional profesional te abrirá las puertas de este mercado. En este documento debes incluir datos de interés sobre la propiedad. Por ejemplo:

  • Fecha de construcción.
  • Acabados y mantenimiento.
  • Orientación, características del barrio.
  • Planos de la finca.
  • Fotografías de calidad.
  • Si el cliente es un inversor, te aconsejamos también incluir datos fehacientes sobre cómo ha evolucionado el mercado y la rentabilidad de las propiedades en tu barrio. 

No olvides redactar el dosier en el idioma del futuro comprador. Te aconsejamos contratar a un buen traductor para asegurarte una redacción impecable. 

5. Recibe asesoramiento inmobiliario

El mercado internacional puede ser muy difícil de llevar si no se sabe cómo hacerlo. De ahí que nuestro último consejo sea que solicites ayuda a un profesional del sector inmobiliario y de la venta a extranjeros

La venta de una propiedad a extranjeros es un negocio cada vez más en auge. Sobre todo, en las grandes ciudades y en los destinos costeros. Esperamos que este artículo te haya servido para definir un modo de acción. Recuerda acudir a un experto para conseguir los mejores resultados en la venta de tu propiedad.