¿Qué es el IDUFIR y por qué es importante tenerlo en cuenta?

Si estás inmerso en el proceso de compraventa de una vivienda es probable que hayas comenzado a familiarizarte con ciertos términos algo raros. Como, por ejemplo, IDUFIR.

Desde Holpper vamos a explicarte qué es el IDUFIR y por qué es importante tenerlo en cuenta. Sigue leyendo este artículo para saberlo todo. ¡No te lo pierdas!

Qué es el IDUFIR

El IDUFIR, o Identificador Único de Fincas Registrales, nació en el año 2008. El Ministerio de Justicia, que se encarga del Registro de la Propiedad, decidió crearlo para conseguir una clasificación más efectiva. Por medio del IDUFIR se puede identificar cualquier inmueble inscrito en cualquier Registro de la Propiedad de España de cara a distintas gestiones, como:

  • La venta.
  • La donación.
  • La compra.
  • La recepción de un inmueble como herencia.

Lo que hace el IDUFIR es asignar un código numérico a cada propiedad para que resulte más sencillo realizar las consultas pertinentes. Este código consta de un total de 14 dígitos, por lo que podemos decir que el IDUFIR es el DNI de los inmuebles y una alternativa a la referencia catastral para poder realizar gestiones. 

Desde el año 2016 el IDUFIR pasó a denominarse CRU

A partir del año 2016 el IDUFIR fue sustituido por el CRU o Código Registral Único. En cuanto a las características del número en cuestión, este se mantiene igual. Es decir, sigue estando compuesto por 14 dígitos, los cuales no varían a pesar de los años y son independientes a la referencia catastral. 

La diferencia entre el IDUFIR y el CRU es que este último también permite las consultas virtuales. A día de hoy, el IDUFIR y el CRU conviven en muchas propiedades, puesto que este último no comenzó a asignarse hasta el año 2016. Por tanto, todos los inmuebles registrados con anterioridad a ese año y desde 2008 usan el IDUFIR como dígito de control. 

De ahí que este número siga estando a la vista en muchos documentos oficiales, como las certificaciones registrales, las notas simples o el IBI. 

¿Qué finalidad tienen el IDUFIR y el CRU

Su finalidad es sencilla: estos códigos funcionan como identificadores de los inmuebles. Por medio de ellos podemos llevar a cabo una serie de trámites de tipo administrativo.

  • Nos sirven para solicitar una nota simple, con la cual es posible comprobar si el inmueble que nos interesa está libre de cargas. 
  • Es útil para verificar la titularidad de una propiedad, un requisito necesario antes de formalizar un contrato de compraventa o incluso de alquiler. 
  • En caso de herencia, venta, licencia de obras o donaciones, el IDUFIR y el CRU son útiles para corroborar la titularidad del inmueble de cara a terceros
  • También sirven para realizar trámites asociados al IBI o Impuesto de Bienes Inmuebles. Como, por ejemplo, reclamaciones, devoluciones, aplazamientos en pagos, etcétera. 

Entonces, ¿el IDUFIR y la referencia catastral no son lo mismo?

Efectivamente, a cada uno de ellos le corresponden dígitos diferentes. Vamos a explicarte sus diferencias y utilidades. 

Referencia catastral

La referencia catastral es un código identificador obligatorio compuesto por 20 dígitos que toda propiedad en España debe tener. Se asigna una vez el inmueble queda inscrito en el Catastro, que depende del Ministerio de Hacienda. Este código sirve para definir las características propias de la finca. De hecho, cada uno de sus dígitos, igual que el ISBN de los libros, hace referencia a algo:

  • Los primeros 7 números corresponden a la dirección
  • Los segundos 7 dígitos se refieren a la hoja del plano urbano en la cual se encuentra registrado o inscrito el inmueble. 
  • Los siguientes 4 hacen alusión a las características técnicas de la propiedad
  • Y los 2 últimos sirven al Catastro para asegurarse de que la información anterior es correcta. Es decir, se usan para detectar errores

De cara a las propiedades rústicas hay otra referencia catastral más. 

El IDUFIR

Mientras que la referencia catastral está asociada al Catastro, el IDUFIR permite llevar a cabo gestiones tanto en el Catastro como en el Registro de la Propiedad. Esto es importante porque, al tratarse de organismos diferentes (el primero depende del Ministerio de Hacienda y el segundo del de Justicia), muchas veces existen incompatibilidades entre ambos que dificultan las gestiones administrativas. 

Con el IDUFIR este problema se resuelve. Por tanto, llevar a cabo gestiones es mucho más sencillo. Además, como podemos usarlo de manera virtual, nos permite:

  • Localizar cualquier propiedad y solicitar información desde cualquier punto de España. 
  • Recibir, en nuestro correo electrónico y sin tener que desplazarnos, un informe sobre el inmueble. 
  • Pedir notas simples desde nuestro hogar. 

Como puedes ver, el IDUFIR es un código que facilita las gestiones ante organismos dependientes de distintos ministerios. Desde su aparición en 2008, resulta mucho más sencillo llevar a cabo todas las gestiones asociadas a la compraventa de una vivienda, las herencias, etcétera.