Manual para negociar la compraventa de un piso con éxito

Para los que no son expertos en el sector inmobiliario, el proceso de compraventa de un piso o de cualquier tipo de vivienda suele ser más complicado de lo que se imaginaban.

Precisamente el momento de la negociación entre el interesado y el vendedor suele ser uno de los puntos con más tensión de todo el proceso, y donde se toman las decisiones más importantes que van a repercutir, sobre todo, en el precio final.

Por todo ello, desde Holpper queremos darte una serie de consejos que tener en cuenta a la hora de negociar el precio en la compraventa de un piso. 

 

1. Antes de la negociación, preparación

No hay mejor forma de aparecer en una mesa de negociación que con actitud confiada. Pero esa confianza hay que ganarla trabajando en dos aspectos que tienes que contemplar previamente:

  • ¿Dispones de financiación? Si no es así, lo más recomendable es que tengas una cita con el banco para conocer cuáles serían tus posibilidades en cuanto a presupuesto. Así, podrás presentarte en la negociación con las ideas claras y sabiendo hasta dónde puedes llegar.

 

  • ¿Conoces bien el mercado? Tener nociones algo sólidas de cuál es el estado del mercado inmobiliario en la zona en la que buscas también es un factor de éxito en la negociación de la compraventa de un piso. Estudia el precio de otros inmuebles similares, el precio del metro cuadrado en esa zona, la cantidad de oferta y demanda…

2. Consejos para negociar el precio de un piso

Si vas bien preparado, cuando llegue el momento de la negociación te sentirás confiado y no dudarás de tus argumentos. Solo tienes que compartir los datos que has recopilado en tu investigación, como el precio de otras viviendas similares a la del proceso de compraventa, la cantidad de oferta y demanda, el precio por metro cuadrado, etc. 

Pero, además de hacer un estudio del mercado y asegurarte de que dispones de financiación para entrar en fase de negociación, hay otra serie de aspectos que debes tener en cuenta:

  • Investiga todo lo que puedas sobre el piso en cuestión. Disponer de una serie de datos sobre el piso que vas a visitar es clave para poder negociar su precio. Lo que tienes que conocer son cuestiones como cuánto tiempo lleva el inmueble a la venta, cuántas visitas o interesados ha tenido, cuántas ofertas reales se le han presentado y si el precio ha sufrido ya rebajas o se trata del precio de salida. 

 

  • Asegúrate de que el inmueble está libre de cargas. Esto lo puedes hacer solicitando una nota simple del inmueble en el ayuntamiento de la localidad en el que se encuentre. Así, podrás conocer el estado hipotecario, los impuestos pendientes de pago, embargos, etc. 

 

  • Analiza los puntos flacos de la vivienda. Muchos propietarios realizan reformas en los inmuebles antes de ponerlos a la venta y eso puede repercutir en hasta un 20 % de aumento en el precio final. Del mismo modo, las reformas que no se han hecho son motivos para pedir una rebaja del precio de la vivienda. Fíjate en cuestiones como: la orientación y la altura, la calidad de los materiales de construcción, los equipamientos comunitarios de los que dispone, el certificado de eficiencia energética y la localización de la vivienda. 

 

3. Después de la negociación

Una vez superada la fase de negociación, vendrán unos días tensos en los que cada parte irá tomando decisiones por su lado. 

A continuación, te damos algunos consejos que considerar una vez hayas realizado la primera negociación:

  • Haz tu oferta. Con todo lo que has aprendido de la visita del piso y de tu investigación previa, propón un precio rebajado que se ajuste a la realidad y a tu presupuesto. Recuerda que el precio que marca un piso no siempre representa su valor real. 

 

  • ¿Dispones de dinero al contado? Si un vendedor ve que puede recibir el dinero de la venta al momento, considerará la oferta muy atentamente y hasta estará dispuesto a aceptar una rebaja. 
  • Ten paciencia. En caso de que el vendedor rechace tu oferta, no te desanimes. Lo más probable es que te haga una contraoferta basándose en el precio que le has propuesto tú primero. Así, poco a poco, iréis ajustando el precio a un punto medio con el que ambas partes se sientan satisfechas. 

 

  • No te precipites. Muchos vendedores ponen un precio de salida más elevado del valor real de su inmueble, y lo hacen para evitar pérdidas en las rebajas que tienen previstas hacer durante el proceso de negociación. Pero lo que puede pasar es que no reciban ofertas por haber puesto un precio demasiado alto. Presta atención en estos casos y, si ves que el piso baja de precio, es el momento de mostrar interés. 

 

4. Errores a evitar

Hasta aquí te hemos dado varios consejos que te ayudarán a ir con confianza a una mesa de negociación. Pero hay una serie de acciones que debes evitar en todos los casos, ya que pueden jugarte una mala pasada.

  • No hagas ofertas ridículas. Un error bastante común es ofrecer un precio muy inferior tanto al valor real del inmueble, como al presupuesto de la parte interesada. En estos casos, ten cuidado porque el vendedor podría perder por completo el interés en ti y hacer caso omiso de cualquier otra oferta que puedas proponerle. 

 

  • No demuestres demasiado interés. Si un vendedor ve que te has enamorado de su piso, no dudará en ponerse duro con la negociación del precio final y podrías perder la oportunidad de conseguir una rebaja. Actúa con templanza y presta atención a los detalles de la negociación.

 

  • Acude a un experto. En caso de que te surjan dudas y necesites asesoramiento, no tardes en pedir la ayuda de un experto para optimizar tu proceso de compraventa. 

 

En Holpper somos expertos inmobiliarios que podemos negociar por ti y conseguirte el mejor precio por la vivienda que más te guste. Confía en los mejores y tú solo tendrás que disfrutar de tu nuevo hogar antes de lo que imaginas.