Las ventajas de los iBuyers para la venta de tu vivienda

Poner a la venta un piso puede resultar una tarea algo complicada y de larga duración. Sin embargo, no siempre disponemos del tiempo necesario ni de los conocimientos para vender una vivienda. Y puede que no tengamos interés en contactar con una inmobiliaria para que lo haga.

Si te encuentras en esta tesitura y necesitas vender tu propiedad rápidamente, los iBuyers pueden ser tu solución. Hoy, desde Holpper, te vamos a explicar qué es un iBuyer y cuáles son sus ventajas de cara a la venta de tu vivienda

Qué son los iBuyers y cómo funcionan

Los iBuyers son agentes inmobiliarios que ofrecen dinero al contado por las propiedades. Su técnica consiste en comprar con rapidez a precios más bajos. Lo normal es que realicen una oferta al vendedor en un plazo de 24 horas y que la venta del inmueble se lleve a cabo de forma rápida y sin dificultad. 

Se trata de plataformas digitales que han comenzado a funcionar hace relativamente poco tiempo en España. Sin embargo, son bastante comunes en otros mercados internacionales. Por ejemplo, en el norteamericano. 

Cómo funcionan los iBuyers

Pero ¿cómo funcionan los iBuyers? Muy sencillo. Solo hay que seguir estos pasos.  

  • Contactar con el iBuyer. El vendedor ha de ponerse en contacto con el iBuyer que le interese y rellenar el formulario de contacto de su plataforma web. En este paso es necesario facilitar los datos básicos de la vivienda. 

 

  • Esperar la oferta. Aproximadamente en unas 24-48 horas desde la recepción de la solicitud, recibiremos una respuesta del iBuyer seleccionado con una oferta inicial. Esta, normalmente, tiene una duración determinada, que puede ir de los 3 a los 15 días dependiendo de la compañía. 

 

  • Evaluar la vivienda. En caso de que estemos interesados en la oferta, la empresa enviará a la casa a un experto para valorar el estado de la propiedad y confirmar el precio que nos han ofrecido. 

 

  • Gestión y gastos para la venta. Si ambas partes están de acuerdo, la compañía será la encargada de reunir toda la documentación y de asumir los gastos asociados a la venta. Nosotros no tendremos que hacer nada. Será el iBuyer el que pague los gastos de notaría o solicite el certificado energético necesario para la venta, por poner algún ejemplo. 

 

  • Firma ante notario. Una vez reunida la documentación, firmaremos ante notario un contrato de compraventa de la propiedad y recibiremos el dinero de la transacción al contado. En menos de 7 días tendremos todo solucionado. 

Como puedes comprobar, se trata de un sistema sencillo y rápido. Además, los iBuyers no cobran comisiones por su gestión, aunque no hay que olvidar que el precio siempre va a ser algo más bajo que el que podemos llegar a conseguir en una venta tradicional. 

Lo normal es que el importe que ofrecen estas compañías esté por debajo del precio de mercado, entre un 3 % y un 10 %. Sin embargo, no debemos confundir la realidad con nuestras expectativas de venta. Muchas veces pensamos que nuestra propiedad vale más de lo que verdaderamente se puede conseguir por ella. De ahí que el precio de mercado sea el baremo perfecto para saber cuánto podemos obtener por ella. 

Ventajas de los iBuyers para la venta de tu vivienda

Sin duda, las principales ventajas de los iBuyers para la venta de tu vivienda son las siguientes:

  • Rapidez. Si alguna vez has puesto a la venta una vivienda te habrás dado cuenta de que no es una tarea fácil y que los meses van pasando sin conseguir cerrar un trato. Con los iBuyers esto no sucede, ya que su lema es la compra rápida. En menos de 7 días tendremos el contrato firmado y el dinero en nuestras manos. 

 

  • Sin necesidad de llevar a cabo las gestiones de venta. Poner a la venta una vivienda implica un largo peregrinaje de sesiones fotográficas, anuncios en portales inmobiliarios, visitas que muchas veces solo sirven para matar la curiosidad sin un interés real de compra, tramitar la documentación, etcétera. Por medio de estas empresas evitaremos todo este trabajo. 

 

  • Pago inmediato. Si queremos recibir el dinero de forma inmediata, los iBuyers son perfectos. Como realizan el pago al contado nos evitan los tiempos de espera propios de una venta tradicional. Estos plazos suelen dilatarse entre mes, mes y medio, que es lo que suele tardar un particular en obtener una hipoteca. 

Los iBuyers, por tanto, son la solución ideal para aquellos casos en los que el propietario está dispuesto a renunciar a cierto margen de beneficio. A cambio, la venta es muy rápida y se obtiene el dinero al contado. Suelen ser opciones muy adecuadas para finiquitar herencias de pisos con muchos implicados.