Todo lo que debes saber sobre la Ley Estatal del Derecho a la Vivienda

¿Sabías que el artículo 47 de la Constitución especifica que todos los españoles tenemos derecho a una vivienda digna? Sin embargo, este enunciado se ha ido diluyendo con el paso de los años hasta convertirse, prácticamente, en una utopía. La crisis inmobiliaria de 2008 y la COVID-19 han terminado de poner en jaque este derecho. 

Ante la imposibilidad de hacer valer el artículo 47, ha sido necesario redactar una ley para garantizar el derecho a la vivienda. Hoy, desde Holpper, vamos a explicarte todo lo que debes saber sobre la Ley Estatal del Derecho a la Vivienda. Echa un vistazo al siguiente artículo para conocer todos los detalles. 

Ley Estatal del Derecho a la Vivienda

El 15 de noviembre de 2020 se cerró la consulta pública sobre el Anteproyecto de Ley por el Derecho a la Vivienda. La intención de esta nueva ley es regular las políticas de la vivienda como servicio público. Este anteproyecto, previo a la redacción de la ley, pretende ser una respuesta por parte del Estado a la obligación de proteger el acceso a la vivienda para todos los españoles. 

Un derecho que parece haber sido puesto en segundo plano durante los últimos años. Así lo demuestra el Boletín especial de Vivienda Social publicado por el Observatorio de Vivienda y Suelo, donde podemos comprobar que las viviendas sociales de titularidad pública rondan las 290 000 en la actualidad. Esta cifra es muy baja en comparación con los casi dos millones de viviendas protegidas que se construyeron entre 1981 y 2019. 

¿Por qué nace ahora la Ley Estatal del Derecho a la Vivienda?

Muchas personas pueden preguntarse por qué nace ahora la Ley Estatal del Derecho a la Vivienda y no en 2008, cuando asistimos a la mayor crisis inmobiliaria del planeta. 

Quizá, el escenario que nos dejó 2008, y del que tanto nos ha costado recuperarnos, junto a la grave crisis sanitaria que estamos viviendo desde el año 2020, han servido para demostrar la fragilidad de este derecho. La población española presenta cada vez más dificultades al momento de acceder a una vivienda digna. 

Conseguir un precio asequible para encontrar un piso, ya sea de alquiler o de compra, se ha convertido en una verdadera odisea para muchas personas. La falta de un empleo estable y bien remunerado, junto con la pérdida de trabajo a causa de la COVID-19, han creado un escenario muy difícil, en el que ha sido necesaria la intervención del Estado. 

¿Hay antecedentes a esta nueva norma?

No existen antecedentes a la Ley Estatal del Derecho a la Vivienda. Desde que se aprobó la Constitución, el Estado no volvió a prestar atención sobre este punto. De hecho, no hay ninguna norma estatal con rango de ley que se encargue de regular el derecho de los españoles a acceder a una vivienda digna. 

Solamente se han aprobado planes estatales de vivienda regulados por reales decretos. En la actualidad, por ejemplo, permanece vigente el Real Decreto 106/2018 que regula el Plan Estatal de Vivienda 2018-2021

A estos planes estatales se han sumado distintas normas que afectan a la vivienda, como, por ejemplo:

  • La Ley 49/1960, de 21 de julio, relativa a la propiedad horizontal
  • La Ley 29/1994, de 24 de noviembre, sobre los arrendamientos urbanos.
  • La Ley 38/1999, de 5 de noviembre, sobre la ordenación de la edificación.  

Qué aspectos debe abordar la Ley Estatal del Derecho a la Vivienda

Desde que el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana dio comienzo al proceso participativo sobre la redacción de esta nueva ley, hemos asistido a la implicación de diferentes segmentos de la población. 

La consulta pública sirvió para que tanto la sociedad como diferentes agentes públicos y privados, así como colectivos sociales y asociaciones representativas, aportaran su granito de arena. 

La idea es que esta nueva ley aborde los problemas relacionados a la vivienda y consiga:

  • Blindar la función social de la vivienda
  • Regular las políticas de vivienda. Estas políticas deben convertirse en un servicio público de interés general.
  • Reforzar el derecho de los españoles a una vivienda digna a un precio razonable
  • Ayudar administrativamente a que el acceso a una vivienda digna se convierta en una realidad. El artículo 47 de la Constitución debe respetarse y el Estado tiene que ayudar a que administrativamente eso sea posible.
  • Brindar información, seguridad y transparencia para garantizar el derecho a una vivienda

La redacción de una Ley Estatal del Derecho a la Vivienda es imprescindible, ya que solo se podrán lograr los objetivos señalados mediante la aprobación de una norma que tenga el rango de ley. En Holpper estamos seguros de que, muy pronto, podremos ver a todos los miembros de nuestra sociedad disfrutando de este derecho.