Si estás pensando en comprar una vivienda, ¡enhorabuena! Estás en el lugar y en el momento adecuados. A pesar de que hemos aterrizado en 2022 con la inflación elevada, una situación inestable a causa de la guerra de Ucrania y probablemente asistiremos a una evolución en los tipos de interés, el precio de la vivienda parece estabilizarse

¡Por fin puedes comprar la casa de tus sueños! En el siguiente artículo los expertos de Holpper te explican los motivos de esta buena noticia con todo lujo de detalles. ¡No te lo pierdas! 

Por qué comprar una vivienda ahora

“¿Cómo es posible que sea el mejor momento para comprar una vivienda si hace escasos meses el precio estaba por las nubes?”, tal vez te preguntes. 

Efectivamente, si miramos unos meses atrás y nos situamos en 2021, veremos que fue un año bastante duro para la compra de viviendas. Los precios no pararon de subir incluso en el último trimestre del año. Según el INE hasta la vivienda de segunda mano sufrió un repunte encareciéndose en un 6,4%. Sin embargo, esta tendencia parece haber parado y se refleja una caída de los precios moderada desde que dio comienzo el nuevo año

La estabilización del mercado. La excusa perfecta para comprar una vivienda

¿Qué significa esto? Muy sencillo, que nos estamos acercando, pasito a pasito, a la estabilización del mercado.

¿Pero es suficiente excusa como para adquirir un inmueble? Quizá por sí sola, no. Pero si sumamos a esta noticia:

  • Unas condiciones de financiación cada vez más favorables (los bancos están dispuestos a conceder hipotecas). 
  • Y unos tipos de interés bajos, nos encontramos ante la mezcla perfecta para comprar nuestro nuevo hogar. 

Y cuanto antes lo hagamos, mejor, pues poco a poco y con el fin de combatir la inflación, los tipos de interés aumentarán gradualmente

 

La evolución del mercado inmobiliario no será igual en todos los lugares

A pesar de estas buenas noticias, el mercado inmobiliario no se comportará de la misma manera en todas las comunidades autónomas. Desde que estalló la pandemia hemos asistido a una dualidad increíble en el precio de la vivienda y la evolución de la economía. Mientras los sueldos se congelaban o las personas perdían sus trabajos, no paraba de aumentar el precio de las casas. 

Sin embargo, este comportamiento no ha sido igual en todos los lugares. La ubicación y el tipo de vivienda han tenido mucho que ver en ello y seguirá haciéndolo. 

La ubicación

Debido a la pandemia, los compradores han estado interesándose por regiones con poca demanda. Poco a poco, conforme la situación sanitaria mejora, las ubicaciones que de nuevo ganan adeptos son las grandes ciudades. Por tanto, excepto en estas localidades, donde el valor irá al alza, la vivienda tenderá a estabilizar sus precios. 

El tipo de vivienda

En cuanto al tipo de vivienda, la obra nueva seguirá viviendo una situación algo particular debido a la falta de materiales lo cual supone un aumento de precio de la materia prima.  Al existir también una escasez en cuanto a los terrenos edificables, lo más probable es que su precio continué incrementándose a un ritmo del 5 %. Sin embargo, se prevé que la vivienda de segunda mano estabilice su valor y reduzca los precios. 

Conclusión

A pesar de que la ubicación y el tipo de vivienda afectan a la estabilización del mercado inmobiliario y a su precio final, este crece de manera moderada. Si unimos esta realidad a unos tipos de interés bajos y a la buena disposición de los bancos a conceder hipotecas, ¡no podemos perder la oportunidad de comprar el hogar de nuestros sueños! 

No dudes en echar un vistazo a nuestro blog para conocer más cosas interesantes sobre el sector inmobiliario. Y, por supuesto, si quieres comprar una vivienda, ¡no dudes en contar con nosotros! ¡Estaremos encantados de asesorarte!